guilty pleasures

confieso que en mi vida hay un antes y un después de “good hair”.

nunca más he vuelto a mirar a una negra, digo a su pelo, de la misma manera. y os pasará lo mismo a vosotros. el tema es apasionante y no lo digo de broma. vale que los concursos de peluqueros que cortan el pelo bocabajo es algo muy marciano pero ¿abrasar el cuero cabelludo de una niña y no dejar que jamás nadie te toque la melena qué es? una tortura señores, una tortura racista y feista. 
tanto si eres de Beyonce (relaxed) como de Solange (natural) tienes que ver este documental porque es bueno, buenísimo, adictivo y revelador. 

siguiendo con los guilty pleasures no se me ocurre lugar mejor para confesar que me he tragado las ocho, sí ocho, temporadas de “keeping un with the kardashians”. empecé estando de baja y esa es mi excusa pero ahora que ya no lo estoy lo sigo viendo… a ver, Kim es una chunga, eso lo sabe todo el mundo pero el resto de hermanas son bastante divertidas, incluso listas como mi favorita: Kourtney, la mayor. 
mientras escribo esto acabo de descubrir que la temporada 9 está de camino… ¡nooooo!  

 

y ya el último: “total divas”. 
¿qué puedo decir de esto? que es basura infinita y que creo que me voy a arrepentir toda mi vida de haberlo visto y encima confesado.